17 Oct

Toda la vida esperando

Bienvenidos a mi pagina. Tengo ideas revoloteando en mi cabeza. Muestra del miedo de escribir este primer post. Han sido ya más de 20 años emprendiendo una búsqueda de lo que esta mal en mi, de porque soy tan inteligente y a la vez tan tonto. Escribir ha sido siempre una gran lucha para mi, y leer ni se diga. Pero a la vez tengo una curiosidad inasible, me encanta aprender, no solo en libros, puedo retar mi forma de pensar, y es algo que disfruto, y es algo que me distingue.

En este momento, sin poder dormir, mientras veo que el procesador de palabras marca rojo, resisto a corregir, resisto a pararme. Por que estoy haciendo algo arriesgado, estoy escribiendo sin editarme, estoy compartiendo sin esconder mi dificultad al escribir. Intento no ceder al miedo de sonar poco inteligente.

Hace años escribía mucho, llegue en un punto en mi adolescencia donde me revele, y en diarios, en una computadora antes de la edad del Spell Check me atreví a expresarme, a contar historias, a inventar relatos de ciencia ficción. Terminaba la preparatoria, y sentía que tenia imaginación, y escribía poemas sin saber como, escribía cartas, mantenía un diario, mucho lo mantenía privado. Lo compartí con los más cercanos, con los que sabría que no me juzgarían por mi falta de ortografía, la pésima gramática, la falta de acentos, y las ideas desordenadas. Me ayudaba ser ingenuo.

Después pude identificar la buena escritura, y en mi intento por sonar más inteligente, deje de expresarme por escrito.

Esto termina hoy. Mi miedo me ha frenado lanzar este proyecto, lanzar heterolexia, ha insistido que pare, que piense bien las cosas, que organice bien lo que quiero decir, las metas que quiero lograr, la estructura que quiero que tenga la página, el logotipo, etc… Quería esperar a que el lanzamiento de esta página estuviera bien orquestado. El miedo a no sonar inteligente es una sombra gigante, e intimida.

No se como encontraste esta página, pero se que para ti tiene sentido, el horror de la página en blanco, y la fecha limite a la vuelta de la esquina, la ansiedad aplastándote. La edición de un escrito que te deja mentalmente exhausto, el temor de cometer el error más tonto, y después sentirse totalmente expuesto. La veguenza de leer en publico, envidiar a otros porque pueden leer con facilidad, y comprender cuando necesitamos varias vueltas.

Pase años estudiando psicología para comprender que diablos esta mal en mi cerebro. Busque en libros de psicología cognitiva, estudiando educación especial, nade en el mar de estudios, nada me dio comprensión. Claro que aprendí mucho, y tuve respuestas pero ninguna silenciaba mi profundo dolor. Comprendí que la respuesta no estaba en el cerebro. La depresión y el constante sentirse inseguro no estaba en la falta de neurotransmisores.

En ninguna parte hasta hace poco encontré testimonios de gente con dislexia, casi todas en ingles, y estoy lanzando esta botella al mar para contar mis experiencias, todo lo que me ha ayudado a salir adelante, los miedos que he enfrentado y que aun los lucho, los callejones sin salida, pero sobretodo compartir como mi familia, amigos y maestros con su apoyo salí adelante, y he podido abrir las puertas de mi inteligencia encarcelada. Quiero compartirte autores que me han ayudado salir adelante. Mostrar que te puede ayudar al leer. Quiero invitar a las personas con dificultades de lectura y atención a emprender un viaje de exploración y aprendizaje. He comprendido que la dislexia es una bendición precisamente porque es una discapacidad, no es una enfermedad, es una anormalidad de la que podemos estar orgullosos. La inteligencia tiene muchas caras, muchas manifestaciones.

Toda una vida esperando a no sentir pena de ser quien soy. No puedo regresar en el tiempo y hablar con ese joven inseguro y temeroso para decirle todo lo que lograría algún día. Espero que por este medio pueda hablar con muchos otros, y ayudar a descubrir sus posibilidades, y a superar sus limitaciones.

¡Que liberador escribir y no pedir disculpas por la «mala» escritura!

Bienvenido a heterolexia, el viaje comienza esta noche de insomnio, con esta voluntad de no dejar pasar el tiempo un minuto más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: