30 Oct

Fuera de la zona de confort

Me escucharan revelar lo que me resulta difícil hacer. Lo hago con el riesgo de sonar pedante, pero no pretendo quejarme de la vida, ni lamentar por que funciona asi mi cerebro. Lo hago para identificar a mi tribu, por llamarle de alguna forma, se que otros tienen estas dificultades, y las viven en privado, como las he vivido yo. Basta de estar en las sombras. Así es que compartiré el proceso de hacer esta página.

Una cosa que me hace sentir tremendamente inseguro es escribir o hablar de un tema sin consultar fuentes. Siempre ha sido frustrante que aun cuando leo mucho e investigo, solo una fracción de lo que entiendo va al papel, o a monitor de la computadora. Saber mucho de un tema es una espada de doble filo, reconoces lo bien que suena cuando se explica o se expone algo, y lo que uno pueda decir se queda corto.

Así es que en este post me salgo fuera de mi zona de confort. Doy mi primer intento por contestar la pregunta ¿Qué es la dislexia? Sin consultar fuentes, de mi ronco pecho. Ya me he leido docenas de libros sobre el tema, pero esto no me ayuda. Mi cabeza es curiosa, aprendo mucho, lo puedo aplicar, puede hacer algo muy bien, pero no me pidan que lo explique, o que lo hable con la terminología sofisticada. En fin, finalmente me quiero aventar, les comparto la fracción que puedo decir de una totalidad mayor que no se como expresar. Aun con mi insatisfacción de lo que escribo, se que a muchos les puede ser útil.

Tomo confort en anunciar que el contestar esta pregunta formará parte de una sección que ire investigando, que ire complentando con fuentes, con referencias, con detalles que harán de la sección más completa. ¿Por qué no esperar a tener la información completa y el texto bien estructurado para después compartir? Este es precisamente mi vicio, la falta de confianza hace que dude, y el miedo a sonar ignorante hace que no diga nada, lo cual es peor. Para bien o para mal, aquí va mi primer intento de responder.

¿Qué es la dislexia?

Es una condición en donde la lectura y la escritura son más complicadas que para otros. Don dificultades que se tienen desde nacimiento, por la constitución neurofisiologica de nuestro cerebro. Un de las hipótesis más populares para explicar la dislexia es que se debe a un pobre procesamiento fonológico, en donde la relación entre símbolos alfabéticos y sonidos es ineficiente, lo cual causa las dificultades en la lecto-escritura. Esta dificultas no se debe a una deficiencia en la enseñanza, ni tampoco a un daño cerebral severo o a serios problemas cognitivos. Las estimaciones en la población tiene un gran rango,  de entre 20% a 6% de la población escolar.

Las personas con dislexia tardamos más de lo común para adquirir competencia lectora, algunos no la desarrollan al 100%. La comprensión de la lectura es limitada. El ritmo de lectura es lento, y puede mostrar muchos errores. En la escritura se presenta mala ortografía, errores gramaticales, pobre organización del texto. Es fácil confundir los problemas derivados de la dislexia como flojera de parte del estudiante, ya que parece inteligente, inclusive puede leer a un ritmo decente, y puede parecer no tener problemas evidentes. Sin embargo las dificultades en lectura bajan su rendimiento escolar en general, al ser menos productivos en cuestiones escolares, y al contar con evaluaciones que demandan mucha lectura.

Esta descripción de la dislexia es el enfoque típico, y se centra en la limitación. Hoy en día varios activistas y académicos impulsan una visión menos obscura de la dislexia. Reconocen que si bien existen limitaciones también en muchos existen fortalezas. Inclusive ya existen teorías que hablan que las limitaciones se presentan por una organización neuronal diferente, lo cual también produce beneficios. Muchos demuestran fortaleza en el pensamiento mecánico-espacial, muy importante en disciplinas como ingeniería, arqutectura, y otros. Otros en el pensamiento holistco, comprender la relación entre conceptos que parecieran no tener relación, comprender como embonan diferentes partes de un proceso, este tipo de pensamiento es básico para negocios, para el pensamiento multidiciplinar, entre muchos otros. Otros muestran fortaleza en el pensamiento narrativo, tienen la habilidad de contar historias detalladas, ya sea de sus experiencias o de su imaginación, pueden comprender conceptos por medio de historias, y esta facilidad ha permitido que existan poetas y escritores con dislexia.

En términos emocionales es difícil vivir con la dislexia. Con el poco reconocimiento del trastorno en contextos escolares, mucho crecimos pensando que somo pocos inteligentes, aun cuando vemos que tenemos habilidades, seguido inclusive superando a los de otros. En tareas que para otros parecen sencillas, como leer en voz alta, el aprender las tablas de multiplicar, el resumir un texto, el tener buena ortografía, siempre ser de los últimos en terminar exámenes, entre otras cosas son difíciles, sino imposibles, par alguien con dislexia. Aun con todo esto, no es extraño que las personas con dislexia tengamos éxito, inclusive en contextos académicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: