17 Ago

Neblina Mental: Dolor, Salud y Nuestra Capacidad para Pensar, Leer y Escribir

Queridas y queridos lectores, tengo varios meses sin compartir. Típicamente me encuentro atorado, se me dificulta concentrarme, sentarme, y redactar. Esta vez fue diferente. Ha sido uno de los años más difíciles de mi vida. Comencé con problemas económicos, continue con problemas de salud, y finalmente culminó -espero- con una separación de un matrimonio de 12 años.

He recibido mucho apoyo de amigos y familia, soy un hombre muy afortunado. Sin embargo les narro todo esto no para contarles mis penas, sino para hablar de como un estado emocional de estrés, de dolor, de confusión, hizo que me resultara imposible encontrar la energía mental para concentrarme, para hilar ideas, para escribir.

Separamos la emoción de la cognición, y al hacer esto para analizar el fenómeno de la dislexia, no queda clara cómo nuestras emociones agregan o restan del proceso de la lectura y escritura.

Después de un año de contar con ideas para el blog, de mantenerme relativamente constante, de saber que compartir. Me encontré en una etapa que solo puedo describir como neblina mental severa, que lo tomé del dicho norteamericano de brain fog. Mi estado mental, mi pensamiento, mis palabras, mis claridades eran esta neblina, no claras, sin dirección y que no hacían más que desesperarme más, y hacerme sentir inútil. Esto me afectó con el blog, en mi trabajo, y fue frustrante y doloroso.

Como siempre me animo a compartir esto por que se que no estoy solo, que muchos de ustedes quizá se puedan identificar, y reitera lo grabe  que es si en las escuelas los niños y niñas son humillados, si los hace sentir ansiosos, enojados, confundidos, si se sienten menos, esto interrumpirá su capacidad.

Estoy seguro que no hay que tener dislexia para sentir que situaciones de trauma interfiere con nuestra capacidad de pensar, leer y escribir. Aun así, me pregunto que efecto particular tiene con quienes ya encontramos estas actividades difíciles mientras las emociones se nos desbordan.

_______

Foto de portada por Sam Forson de Pexels

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: