22 May

Carta a un joven o una joven con dislexia (tercer carta)

Desierto de Samalayuca

En la tercera y última carta de esta serie te invito a pensar sobre la inteligencia humana como más dinámica, y con esto aprendas a buscar apoyos y a encontrar las situaciones y actividades en donde tienes habilidades. Esto te llevará más allá de tus dificultades, y estarás orgulloso de ser dislexico o dislexica.

En la primera carta te invité a pensar sobre la dislexia no como una enfermedad, sino como una condición, y esto es muy importante para poder pensar bien el tipo de apoyo que necesitamos. Si estás seguro que es una enfermedad o anormalidad, estarás buscando cómo te puedes arreglar, como puedes estar menos afectado. Esto es una invitación a que te victimices por tu biología. Te quiero ofrecer una alternativa, la dislexia no como enfermedad, la dislexia como un fenómeno ecológico.

Leer más

07 May

Carta a un joven o una joven con dislexia (primera carta)

Vivir con dislexia genera muchas incógnitas personales sobre nuestra capacidad, sobre nuestro potencial. Como terapeuta que vive con dislexia estoy muy conciente de estos retos, y con esta carta busco guiar a jóvenes que recién entienden su condición y buscan superarse.

Quizá acabas de aprender que tienes dislexia, o ya los sabías, ya te hicieron los estudios en tu niñez, y es ahora que comienzas a comprender cómo el diagnóstico da luz a tus frustraciones más profundas respecto al aprendizaje. Te escribo esta carta un poco queriendo regresar en el tiempo a un versión mía más joven, para compartir algunos insghts que me ahorrarían mucha confusión, dolor, y oportunida pérdidas. No existen máquinas de tiempo, pero si el compartir experiencias.

Se que el aprender con otros te ha enfrentado. Tal vez ahora eres lo suficientemente hábil para esconder tus retos al escribir quizá en aprender, que muchos no sospechan que tienes dificultad. Quizá ya escuchaste tanto en el pasado sobre cómo tu flojera es lo que no te pe

Leer más

14 Abr

Practicando la aceptación

En el apoyo a personas que viven con dislexia no es suficiente buscar compensar las dificultades de lectoescritura, o en crear adaptaciones. Es menester apoyar a que las personas con estilo de pensamiento dislexico acepten sus dificultades. Sin esta aceptación el aprendizaje y el desarrollo personal se puede estancar.

Leer más

A %d blogueros les gusta esto: